EN LAS DOS MANOS DE DIOS

Dios siempre está cerca, aunque a veces se esconde


Deja un comentario

MI DIOS CERCANO

MI DIOS CERCANO

 

 

Mi Dios y mi Señor

Qué seguro me siento

Prendido de tu mano

 

Presumo de mi Dios

¡Tan  grande!,  y, ¡tan   cercano!

 

¡A un grito de distancia!.

 

Cercano como brisa

Refrescas y acaricias

Mi  cara enrojecida

Enjugas  con ternura

Mis  lágrimas saladas

Iluminas y alegras

La sombra de mis cejas

Me sostienes la frente

Sudorosa y cansada

Ablandas como lluvia

Serena y sosegada

La costra de mis llagas

Doloridas y secas

Para poder curarlas

 

Gracias, Señor:

Es mi mayor placer,

Mi honor más grande

Haberte conocido

 

R.F.

 

Anuncios


Deja un comentario

ALMAS VESTIDAS

ALMAS VESTIDAS

 

 

 

Quién es capaz de mirar

Tras la cortina que cubre

Cada rostro

 

Quién se detiene a escuchar

El latido

De un corazón cercano

 

Quién presenta su alma

Al desnudo

Con sus luces y sombras

Como único vestido

 

Qué miedo tan arcano

Qué pudor invencible

Nos impele a escondernos

Tras la fronda del bosque

Que nos hace invisibles

 

Fue el antiguo pecado

De la desobediencia

Cuando la sierpe astuta

Nos prometió el saber

Si osábamos comer

Del Árbol de la Ciencia

 

Eva comió la fruta

Y Adán probó también

Sintiendo ambos al punto

Efímero placer

Y después la vergüenza

De encontrarse desnudos

En medio del Edén

 

R.F.